lunes, 4 de junio de 2012

Cuerpo y Sangre de Cristo - Ciclo B

Moniciones para a Misa
Tiempo Ordinario
Solemnidad de Corpus Christi
Esto es mi cuerpo.  Esta es mi sangre
Lecturas:
-          Primera lectura: Ex 24,3-8: La sangre de la alianza.
-          Salmo Responsorial: 115: Alzaré la copa de la salvación invocando su nombre.
-          Segunda lectura: Heb 9,11-15: Cristo, el mediador de una alianza nueva.
-          Evangelio: Mc: 14,12-16;22-26: Tomen y coman, tomen y beban.

Monición de entrada
La solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo es una que celebramos todos los días. Hoy la sacamos vestida de fiesta, para que su valor no se pierda como se pierde el valor de la moneda muy usada. Esta fiesta trata de reavivar nuestra fe, nuestro cariño y nuestro compromiso para con el Señor. La expresión Cuerpo y Sangre se refiere a la Eucaristía, que es el Sacramento del Cuerpo y la Sangre del Señor, pero Cuerpo de Cristo es también la Iglesia. El misterio del Cuerpo de Cristo es comunidad y es comida, es Palabra y es perdón, es acción de gracias y es bendición, es petición y es fraternidad, es relación personal y es cuerpo, es un pueblo, que lo celebra.
Primera lectura: Éxodo  24, 3-8 (Esta es la sangre de la alianza que hace el Señor con ustedes)
Esta lectura que escucharemos a continuación es una prefiguración de lo que será más tarde, en el Nuevo Testamento, la Eucaristía, sacrificio pascual de Cristo que se entrega por nosotros. Escuchemos.
Segunda lectura: Hebreos 9, 11-15 (La sangre de Cristo podrá purificar nuestra conciencia)
Dentro de poco vamos a escuchar un pasaje tomado de la carta a los hebreos, donde se nos presenta como sumo sacerdote, esta lectura nos ayuda a profundizar el realismo establecido entre el cáliz consagrado y la Sangre de Cristo, que purificará nuestra conciencia.  Presten atención hermanos y heramanas.
Tercera lectura: Marcos. 14, 12-16.22-26 (Esto es mi cuerpo.  Esta es mi sangre)
Escuchemos, según san Lucas, las disposiciones que Cristo exige para ser su discípulo: amor radical y entrega al servicio de todos y en todo tiempo. De pie por favor, para cantar el Aleluya, antes de la proclamación evangélica de hoy.
Oración Universal:
A cada invocación, respondan, por favor: “Que tu cuerpo y tu sangre nos una, Señor”
Por la unión de todos los cristianos en la unidad de la Iglesia de Cristo; para que formemos un solo cuerpo los que comemos de un mismo pan, roguemos al Señor.
Por la organización eclesial de Caritas; para que promueva el amor fraterno, la mutua ayuda, la solidaridad, roguemos al Señor.
Por los que sufren hambre; para que sepamos compartir con ellos nuestro pan de cada día, anuncio del pan de vida eterna, roguemos al Señor.
Por nosotros, invitados a la mesa del Señor; para que el pan de la palabra despierte en nosotros el hambre del pan de la eucaristía, roguemos al Señor.
Exhortación final
(Tomado de B. Caballero: La Palabra Cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 108)
Hoy, Padre, nuestra oración es de profundad
Por el sacramento del cuerpo y la sangre de Cristo,
que él nos dejó como memorial de su amor y de unión eclesial.
quienes comemos del mismo pan y nos sentamos en la misma mesa
debemos vivir unidos por lazos irrompibles de fraternidad.

Ayúdanos, Señor, a renovar nuestras asambleas eucarísticas
a base de cordialidad, acogida, sonrisa afable y gesto acogedor;
porque para llegar a ti, no podemos prescindir de la comunidad
y de los hermanos, sin cometer un error, un absurdo existencial.

Tú quieres estar entre nosotros, Señor; y nosotros queremos
hacerte un buen sitio en nuestros grupos y eucaristías.
Amén.
Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí
Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.
Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.
Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

Fiestas de este mes
__________________________________________

85 años de redención copiosa en América Central.- A principios del siglo XX, el mundo vivía con expectación el acontecimiento de Cova de Iria: las apariciones de Nuestra Señora la Virgen del Rosario de Fátima, cuya devoción llegó a tierras centroamericanas, entre los años de 1940 y 1950.El papa ha nombrado nuevo obispo de San Francisco de Macorís, República Dominicana, a monseñor Fausto Ramón Mejía Vallejo, quien sucede a monseñor Jesús María De Jesús Moya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada