lunes, 2 de julio de 2012

XIV Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo B


Moniciones para la MISA


Tiempo Ordinario- Ciclo B

XIV Domingo

“El profeta lo tiene hoy difícil”

8 de julio de 2012

Monición de entrada:

Hermanos y hermanas en Cristo: hoy celebramos el décimo cuarto domingo durante el año litúrgico.  Las lecturas nos hablan acerca del profeta que revela la presencia de Dios entre los hombres.  Los profetas y Jesús fueron rechazados.  Pero lo más importante es que Dios les da su gracia y fortaleza y los ayuda en su soledad, en su sufrimiento y en la lucha por el bien de los demás.  ¿Cuál es nuestra actitud frente a la palabra de Dios, frente a los que hablan en su nombre?  Preparémonos para nuestro encuentro con Dios mientras recibimos a los ministros de esta Eucaristía.

Primera lectura: Ez 2, 2-5 (Sabrán que hubo un profeta en medio de ellos)

Este texto del libro del profeta Ezequiel ha sido escogido por su relación con el Evangelio.  El profeta es un “hijo de hombre”, débil y con miedo, enviado a su pueblo rebelde.  La acción de Dios se manifiesta a través de Ezequiel, a pesar de que él es rechazado.  Oigamos.

Segunda lectura: II Cor 12, 7-10 (Así residirá en mí la fuerza de Cristo)

En esta segunda lectura de San Pablo a los Corintios, el apóstol escribe sobre la fuerza de Dios que se realiza en su debilidad.  No sabemos a qué se refiere pero él la reconoce y la acepta y convierte esta debilidad en experiencia para la madurez humana y su vida espiritual.  Pongan atención.

Tercera lectura: Mc 6, 1-6 (No desprecian a un profeta más que en su tierra)

La visita de Jesús a Nazaret, con sus discípulos formula unos interrogantes sobre la persona de Cristo.  El enseñó en la sinagoga pero la gente lo rechazó.  La falta de fe entre ellos y sus prejuicios sobre la presencia de Cristo les impidieron aceptarlo el Mesías.  Pongamos atención a este mensaje, pero antes nos ponemos de pie para cantar el Aleluya.

Oración Universal

  1. Por todos los que han recibido en la Iglesia el encargo de anunciar la palabra de Dios; para que, fieles al mensaje, sepan presentarlo a todos con lenguaje inteligible, roguemos al Señor.
  2. Por los que no dan crédito al Evangelio que resuena en sus oídos; para que sean capaces de reconocer la palabra salvadora de Dios en la envoltura de la palabra humana, roguemos al Señor.
  3. Por los que rechazan toda autoridad, todo magisterio, y pretenden conducirse por sí mismos; para que reconozcan su extravío y depongan su autosuficiencia, roguemos al Señor.
  4. Por nuestros jóvenes de nuestras comunidades y parroquia; para que sepan responder con generosidad a la llamada del Señor a seguirle en la vida religiosa y sacerdotal, roguemos al Señor.
  5. Por nosotros aquí reunidos; para que escuchemos la palabra de Dios, meditándola en nuestro corazón, y así influya en nuestra vida, roguemos al Señor.

Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada domingo, San Pablo, España, 1993, p. 346)

Hoy nuestra plegaria, Señor, es súplica de perdón

porque Cristo vino a los de su casa, y no lo hemos recibido,

porque hemos confinado tu palabra a nuestros cálculos y rutina,

porque la dejamos apagarse en las cenizas del miedo silencioso,

porque te encerramos, Dios vivo, en nombres vacíos de alma,

porque no nos dejamos sorprender por la novedad de tu Espíritu

de tu misericordia, de tus profetas, del clamor de los pobres,

del cristo que sufre en el gemido de los sin voz ni derechos.



Perdónanos, Señor, porque sabemos muy bien lo que hacemos,

Y cámbianos este corazón de piedra por otro de carne, capaz

De sentir con los demás y de amarte a ti y a los hermanos.



Amén.

Si te ha gustado esta reflexión, regálanos un click aquí

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones redentoristas del Caribe.



Comunícate conmigo: Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.
Nota: en este servicio podrá aparecer publicidad.  Queremos aclarar que no está bajo nuestra responsabilidad, gracias a esos anuncios, este mensaje te llega gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada